Saltar al contenido

Los 5 mejores chistes cortos del día (08 de abril)

abril 7, 2019

Los chistes del día de hoy te harán pasar un momento divertido.

Los chistes forman parte de la vida, ya que pueden alegrar tu día con tan solo escucharlos, hoy te dejamos nuevos chistes para que olvides los malos momentos y te des cuenta que la vida vale más siendo feliz y alegrando tu corazón que renegando por motivos que no aportan nada y solo apagan tu luz.

#Chiste 1

La madre de Jaimito está hablando con una amiga y le dice: “Pues a mi hijo Jaimito le gusta mucho bailar y cantar y de mayor quiere dedicarse a una de esas dos cosas, pero no sabe qué elegir”

A lo que la amiga le contesta: – Pues yo creo que debería elegir el baile.

– ¿Por qué? ¿Lo has visto bailar?

– No, ¡¡pero lo he oído cantar!!!

#Chiste 2

Va Jaimito a su madre y le pregunta:

– Mami, mami, ¿¿los caramelos de chocolate caminan por la pared??

– Pues no, Jaimito. Los caramelos no caminan.

– Ah, vale… pues entonces me he comido una cucaracha.

#Chiste 3

Va una moto a toda velocidad por la carretera, a más de 200 km/h y de repente se encuentra con un pajarito al que no puede esquivar. ¡¡Pum!! Le pega en todo el casco y el pájaro cae al asfalto.

El motorista se siente fatal por el accidente y se para a atender al pajarillo. Ve que aún está vivo y lo recoge, se lo lleva a casa, le compra una jaulita y lo cuida hasta que se pone bien.

A los pocos días el pajarito recupera la conciencia y al despertar se ve encerrado como en una cárcel y exclama en voz alta: “¡¡Nooo!! ¡¡Maté al motorista!!

#Chiste 4

Una madre mosquito le dice a sus hijos mosquititos:

“Hijos, deben tener mucho cuidado con los humanos y no se acerquen a ellos ya que siempre quieren matarnos”

Pero uno de los mosquitos le dijo:

“No, mami, eso no es cierto. El otro día un humano se paso la tarde aplaudiéndome.

#Chiste 5

Va un gato caminando por un tejado y se encuentra a otro gato. El primer gato le dice al primero: “Miauuuuu miauuuuuu”

Y el segundo le contesta: “Guaaaaaau guuuuaaaaauuuu”

El primer gato se extraña y le pregunta: “Oye, si tú eres un gato, porque ladras como un perro”

A lo que el segundo gato le contesta: “¡¡Pues porque sé idiomas!!”