Saltar al contenido

A los dos años el comportamiento de tu bebé cambiará, ten paciencia.

abril 14, 2019

A esta ellos quieren tomar sus propias decisiones y que los dejes hacer solo sus cosas.

Los padres nos sorprendemos cuando nuestros hijos crecen y rápido están cumpliendo dos años. A esta edad te dice que lo dejes hacer sus cosas solito.

Tu pequeño tiene más autonomía, le gusta decidir por sí solo e incluso se niega en hacerte caso, pues, a esto nos referimos a los terribles 2 años.

A esta edad los niños vuelven locos a los padres. Pues, los pequeños empiezan hacer berrinches por cualquier cosa. Pero, ¿por qué pasa esto?

En esta etapa nace en ellos la autonomía, sus ganas de independizarse y quiere hacer todo por su cuenta. A los dos años el tomará sus propias decisiones.

También ya no será fácil de alimentarlo como antes y te tomará tiempo de convencerlo. Ya no te tomará poco tiempo como antes para darle leche.

Cuanto tu bebé tiene dos años, sabrá expresar sus sentimientos y les gusta hacer todo por su cuenta. Su frase será: “mamá, yo puedo solito”.

Tu pequeño te demostrará su perseverancia a situaciones que le resulten complicadas, por ejemplo, aprender a vestirse o abrir un paquete de galletas.

¿Cómo enfrentar los complicados dos años de tu bebé?

Ya no verás a tu pequeño dormir en su cuna. Ahora tu hijo hace y deshace por toda la casa el cual debes vigilarlo todo el tiempo.

Siempre tienes que ver que no esté haciendo nada peligroso, ya que a esta edad son más propensos a sufrir accidentes que le dejarán lesiones o moretones.

¿Qué hacer con su comportamiento?

Esta dura etapa de nuestros hijos a veces puede ser estresante y frustrante, pero si sabemos cómo actuar será fácil de manejar la situación. Aquí algunos consejos.

Ayudarlo a explorar, no lo límites:

La seguridad es importante, pero reprimir la curiosidad de nuestro niño no es saludable. Mantente siempre a su lado y explícale cuando algo es peligroso.

Cuando haga algo bien. Felicítalo:

A esta edad ellos hacen cosas por sí solos, como ir al baño, ponerse su ropa y para que tenga una buena autoestima dile lo orgullosa que estás.

Crear rutinas:

Establece sus horas de la comida y las de ir a dormir. Así será menos probable que tu hijo te haga berrinches cuando le digas que tiene que ir a la cama.

Controlar tus emociones:

Cuando tu hijo cumpla los dos años no permitamos que sus berrinches arruinen nuestra paciencia. A ellos debemos enseñarles que no todo va a salir como lo quieren.