Saltar al contenido

Mantener la tranquilidad, uno de los pasos, para controlar el enojo de los hijos

abril 25, 2019

Existen muchos consejos para controlar las emociones fuertes de los hijos.

Si pensabas que los niños no se enojan, estás en lo incorrecto. Esto es muy común en ellos y lo hacen por varias razones. Los padres serán quienes aprendan a controlar las emociones de sus hijos.

Los niños no saben controlar sus emociones es por eso que hacen ciertas rabietas. Ante esta situación los padres tenemos que saber cómo actuar ante ello. A continuación, te contamos como controlar el enojo de tu hijo.

No pierdas el control

En ocasiones los padres pierden el control al no saber cómo calmar a sus hijos. Es importante no gritarle porque el pequeño al ver tu reacción lo tomará como algo normal.

Tranquilidad

Las palabras que a veces se dice pueden lastimar, es por eso que se debe estar calmado ante esta situación. Antes de hablar con tu hijo sobre el tema es mejor dejarlo solo hasta que se tranquilice.

Autoridad con paciencia y amor

Ante el enojo de nuestros hijos, los padres debemos actuar con firmeza y que todo lo que digas se haga con autoridad. Sin embargo, muchos confunden la autoridad con los gritos. Encontrar un equilibrio que sea sano para ambos es lo mejor.

El ejemplo

Los pequeños aprenden a través del ejemplo por lo que copian todo lo que hacen los adultos. Es importante actuar ante las situaciones. Recuerda que, eres un ejemplo a seguir.

Está bien enojarse

Explícale que enojarse está bien y que tener mala cara es aceptable. Si las cosas se salen de control, no es bueno para nadie y menos para él.

Enséñale a reconocer cuando se equivoca

No solamente le debes enseñar a tu hijo a pedir perdón cuando es necesario. Otra de las cosas es que también reconozca cuando se haya equivocado en algo.

Elogia y felicita

Es buena idea elogiar a tu hijo cuando haya hecho algo bien por más pequeño que sea. Esto subirá su autoestima, mejorará su humor en general y evitará frustraciones. Los momentos de enojo serán menos.