Saltar al contenido

No castigar a tu hijo, uno de los consejos, para que coma sus alimentos

abril 17, 2019

La hora de la comida no debe convertirse en una batalla entre madre e hijo.

Una de las preocupaciones que tienen los padres con sus hijos es que ellos no quieren comer y se convierte en una lucha constante. Pero, lejos de estresarnos es mejor buscar ayuda para hacer que nuestros pequeños coman todo.

Los padres tenemos que distinguir si nuestro hijo no quiere comer o no tiene hambre. Tras ellos, recién puedes poner en prácticas esto sencillos consejos para que se olvide ese mal hábito de dejar la comida.

– La cantidad de comida

La ración que le sirves es importante para crear un buen hábito alimenticio. Para eso, debes servirle sus alimentos en el plato más grande que tengas en casa. El creerá que le has servido poco y se lo comerá todo.

– Ten en cuenta sus hábitos

No permitas que tome jugos o agua antes comer su plato principal. Pues, si toma algo antes de su comida se llenará con facilidad y ya no querrá comer.

– Cero distracciones

Pídele que guarde sus juguetes 20 minutos antes de comer y apaga el televisor. Así no tendrá distracciones y se concentrará en comer; solo así despertará su apetito.

– Que no se convierta en una pelea

A la hora de comer no se pongan a pelear, está prohibido. Así como también preguntarle por su conducta escolar o regañarle por el desorden de su habitación. Tu hijo se acostumbrará que a la hora de la comida es el momento del juicio final.

– No complacer sus caprichos

Si tu hijo quiere comer solo en la cama o viendo televisión o no quiere comer ciertos alimentos, no le sigas el juego. Mantente firme, dale su espacio y que él mismo cuando tenga hambre se acerque a la mesa a comer.

– Evita los alimentos ricos en azúcar

Además, de las comidas rápidas o frituras. Los niños que comen dulces en exceso o productos de sabor como el glutamato monosódico, el cual está presente en la comida rápida. Luego tu hijo se opondrá a ingerir comida saludable.

– No castigos

Si tu hijo no quiere comer no lo debes castigar, ni lo dejes solo hasta que termine su plato. Al ver esto, tu hijo asociará la hora de comida como la peor del día. Opta por ideas diferentes de comida e ir a un especialista.